viernes, 18 de febrero de 2011

¿Quiénes son los Nefilim?


También conocidos como Cazadores de Sombras. Son una de los fuerzas mayores en la serie de Cazadores de Sombras. Los Nefilim son humanos con sangre del Ángel Raziel en sus venas. Los Cazadores de Sombras nacen, nadie puede convertirse en uno. Para eso tienen que provenir de uno o dos padres que tengan la sangre del Ángel en sus venas. Aunque la clave podría crear más cazadores de sangre por medio de la Copa Mortal y los Instrumentos Mortales, La Clave decide no hacerlo.

Ellos son guerreros que luchan contra los Demonios. Ellos trabajan para la Clave y su sistema de Gobierno. Los nefilim usan diferentes armas, una de las principales son las estelas con las que marcan Runas en su cuerpo. Estas Runas son las que hacen a los Cazadores de Sombras más fuertes que un humano. Por ejemplo un la runa Iratze es una runa de curación, Entre más cerca al corazón se dibuje una runa es más poderosa.


Toda la traducción está hecha por Ronyka, si vas a tomar algo indica la fuente CdSMéxico y el crédito de la traducción a Ronyka ;)

Y ha sido obtenida de las siguientes fuentes en ingles: Mundie Source, Glamour Fusion y Shadow Hunters de Alicante.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

tu pagina no esta diciendo la verdad. pues los NEFILIM son los angeles caidos donde su nombre viene LOS CAIDOS , y el libro del Genesis habla sobre ellos en el capitulo 6:
y el libro de Enoc
Así sucedió, que cuando en aquellos días se multiplicaron los hijos de los hombres, les nacieron hijas hermosas y bonitas
y los Vigilantes(ángeles), hijos del cielo las vieron y las desearon, y se dijeron unos a otros: "Vayamos y escojamos mujeres de entre las hijas de los hombres y engendremos hijos". Entonces Shemihaza que era su jefe, les dijo: "Temo que no queráis cumplir con esta acción y sea yo el único responsable de un gran pecado
Capítulo 6

1 Todos y sus jefes tomaron para sí mujeres y cada uno escogió entre todas y comenzaron a entrar en ellas y a contaminarse con ellas, a enseñarles la brujería, la magia y el corte de raíces y a enseñarles sobre las plantas. 2 Quedaron embarazadas de ellos y parieron gigantes de unos tres mil codos de altura que nacieron sobre la tierra y conforme a su niñez crecieron; 3 y devoraban el trabajo de todos los hijos de los hombres hasta que los humanos ya no lograban abastecerles.
4 Entonces, los gigantes se volvieron contra los humanos para matarlos y devorarlos; 5 y empezaron a pecar contra todos los pájaros del cielo y contra todas las bestias de la tierra, contra los reptiles y contra los peces del mar y se devoraban los unos la carne de los otros y bebían sangre. 6 Entonces la tierra acusó a los impíos por todo lo que se había hecho en ella
Capítulo 7

Ellos han ido hacia las hijas de los hombres y se han acostado con ellas y se han profanado a sí mismos descubriéndoles todo pecado. 9 "Luego, estas mujeres han parido en el mundo gigantes, por lo que la tierra se ha llenado de sangre e injusticia.
Capítulo 9

Anónimo dijo...

Otro libro apócrifo expresa una gran verdad, como es el caso del libro de Jubileos en su capítulo 5:

1 Cuando los hijos de los hombres comenzaron a multiplicarse sobre la faz de la tierra y tuvieron hijas, vieron los ángeles del Señor, en un año de este jubileo, que eran hermosas de aspecto. Tomaron por mujeres a las que eligieron entre ellas, y les parieron hijos, que fueron los gigantes. 2 Creció́ entonces la iniquidad sobre la tierra, y todos los mortales corrompieron su conducta, desde los hombres hasta los animales, bestias, aves y reptiles. Todos corrompieron su conducta y norma, empezaron a devorarse mutuamente, crecido la iniquidad sobre la tierra y los pensamientos conscientes de todos los hijos de los hombres eran malvados siempre. 3 Miró entonces el Señor a la tierra, y he aquí́ que todo estaba corrompido, que todo mortal había desviado su norma, y que todos cuantos había en la tierra hacían mal ante sus ojos. 4 Y dijo: -Destruiré́ al hombre y a todos los mortales sobre la faz de la tierra que creé.
5 Sólo Noé́ halló gracia ante los ojos del Señor. 6 Se enojó sobremanera con los ángeles que había enviado a la tierra, despojándolos de todo su poder, y nos ordenó atarlos en los abismos de la tierra, donde están presos y abandonados. 7 Y contra sus hijos emanó sentencia de herirlos con espada y hacerlos desaparecer de bajo el cielo. 8 Dijo: -No permanecerá́ mi espíritu sobre los hombres eternamente, pues carne son: sean sus días ciento veinte años. 9 y envió entre ellos su espada para que se matasen unos a otros. Este comenzó a matar a aquél, hasta que todos cayeron por la espada y desaparecieron de la tierra 10 a la vista de sus padres, quienes fueron encarcelados luego en los abismos de la tierra hasta el gran día del juicio, para que sea firme la sentencia contra todos los que corrompieron su conducta y sus acciones ante el Señor. 11 A todos los barrió de su lugar, y no quedó uno de ellos a quien no condenara por su maldad. 12 Hizo para toda su obra una nueva y justa creación, para que no prevaricaran nunca y fueran justos, cada uno en su especie, por siempre. 13 El juicio de todos quedó establecido y escrito en las tablas celestiales, sin injusticia: a cuantos transgredieran la conducta que les había sido asignado seguir les quedó escrita la sentencia, a cada naturaleza y a cada especie. 14 Nada hay en los cielos y en la tierra, en la luz y en las tinieblas, en el seol, el abismo y lo oscuro, cuyo juicio no esté establecido, escrito y grabado.

Según el relato bíblico nos muestra un resumen del mismo acontecimiento, con un enfoque más general sin descartar la veracidad del asunto:

1 Aconteció que cuando comenzaron los hombres a multiplicarse sobre la faz de la tierra, y les nacieron hijas,
2 que viendo los hijos de Dios* que las hijas de los hombres eran hermosas, tomaron para sí mujeres, escogiendo entre todas.
3 Y dijo Jehová: No contenderá mi espíritu con el hombre para siempre, porque ciertamente él es carne; mas serán sus días ciento veinte años.
4 Había gigantes en la tierra en aquellos días, y también después que se llegaron los hijos de Dios a las hijas de los hombres, y les engendraron hijos. Estos fueron los valientes que desde la antigüedad fueron varones de renombre.
5 Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal.
Génesis 6

Anónimo dijo...

Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propia morada, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día;
Judas 1

“Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al infierno los entregó a prisiones de oscuridad, para ser reservados al juicio;
5 y si no perdonó al mundo antiguo, sino que guardó a Noé, pregonero de justicia, con otras siete personas, trayendo el diluvio sobre el mundo de los impíos”
2da Pedro 2:4-5

Anónimo dijo...

Judas1 y 2 Pedro no concuerda
Deacuerdo a raíces hebreas el infierno no existe y por último no todo lo que dice el brithadasha, nuevo testamento es exactamente como esta interpretado y manipulación que sufrió cuando cayó en manos de Roma ,eso lo sabe todo aquel que conoce el tanak,antiguo testamento desde su verdadero y original concepto
Lo demás es pura falacia.